Doscientos años buscando una cura para el Parkinson

Doscientos años buscando una cura para el Parkinson

Hoy se celebra el Día Internacional del Parkinson, una enfermedad degenerativa diagnosticada por vez primera hace 200 años que continúa sin cura

Parkinson Burgos reclama mayor apoyo para fortalecer los programas de ayuda a enfermos y familiares

En marzo de 1817, el doctor James Parkinson diagnosticó por vez primera lo que él llamó “parálisis agitante”, una afección que se conoce hoy en día por su nombre y que 200 años después sigue sin cura. Por eso, hoy, Día Internacional del Parkinson, todas las asociaciones y colectivos vinculados de una manera u otra a la enfermedad han decidido salir a la calle para visibilizar la lucha diaria de los enfermos. Una lucha que, según María José Delgado, presidenta de Parkinson Burgos, también afecta a todos los que están a su alrededor. No en vano, “como toda enfermedad crónica, degenerativa e invalidante”, recuerda, el Parkinson “repercute en toda la familia”.

En Burgos hay alrededor de 1.800 personas diagnosticadas, que suponen una pequeña parte de las 180.000 que hay en toda España. Sin embargo, la provincia muestra un grado de prevalencia ligeramente superior a la media nacional, lo que obliga a redoblar esfuerzos, si es que eso es posible.

En este sentido, Delgado pone el acento en dos vías: la investigadora y la asistencial. En la primera, asegura, se están dando pasos en firme, y aunque todavía no hay cura, sí van apareciendo diferentes tratamientos. Así, en los últimos meses han comenzado a utilizarse dos medicamentos nuevos y en breve se comenzarán a realizar las primeras operaciones por láser, evitando así perforar el cerebro.

Asistencial

Pero tan importante como la investigación es la asistencia a enfermos y familiares, un ámbito en el que todavía se puede avanzar mucho más. No en vano, a pesar de estar incluido dentro de la cartera de servicios del sistema nacional de salud, lo cierto es que son las asociaciones las que desarrollan la práctica totalidad de los programas de apoyo a los enfermos.

En el caso de Parkinson Burgos, cada día presta servicio a 92 personas. El problema, como en tantos otros ámbitos, es la financiación. “En Burgos, el enfermo paga el 65 por ciento del coste de la terapia”, mientras que el resto llega por subvenciones públicas y privadas, las cuales han descendido desde el inicio de la crisis, asegura Delgado. Quizá por ello sea tan necesario visibilizar una enfermedad que ahora se diagnostica mucho antes y de la que “se sabe mucho más”, pero que aún sigue generando mucho sufrimiento.

Gabi de la Iglesia 11/04/2017 | Por G. de la Iglesia ...en Burgos Conecta | Enlace
Abril 11, 2017

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *