¡La dieta perfecta para personas con párkinson!

La Asociación Europea de Párkinson (EPDA, en sus siglas en inglés) ha puesto en marcha la plataforma ‘My perfect dish’ (en inglés) en la que ha contado con la participación de profesionales sanitarios, sociosanitarios, nutricionistas y dos reconocidos chefs italianos con estrella Michelin. Esta web se ha creado con el objeto de proveer información sobre alimentación a personas con párkinson, familiares y cuidadores.

Aunque, salvo excepciones, las personas con párkinson no tienen necesidades nutricionales especiales, los expertos aconsejan que las personas afectadas deben seguir hábitos de alimentación saludables, evitando excesos, para conservar un estado nutricional correcto, ya que esto redundará en una mejora de su bienestar y calidad de vida. A grandes rasgos, los hábitos básicos que se deben seguir en una dieta son: realizar un desayuno completo y cenar poco; ingerir verdura cada día y consumir tres piezas de fruta al día; tomar pescado azul entre tres y cuatro veces por semana; y disminuir la ingesta de grasas e hidratos de carbono.

(Puedes completar el artículo en la página de la Federación Española de Párkinson, fedesparkinson.org)

En la página ‘My perfect dish‘, en el apartado, My Daily Diet‘, en español, ‘Mi alimentación diaria‘ se recogen los siguientes consejos: Las tres comidas principales y dos tentempiés se deben programar a intervalos regulares para potenciar la efectividad de la medicación prescrita, con las proporciones siguientes de calorías totales diarias:

  • Desayuno 20%
  • Comida y cena 35% cada una
  • Tentempiés 5% cada uno
  1. El desayuno puede ser café con una rebanada de pan, preferiblemente integral, con mermelada o miel.
  2. Los tentempiés pueden ser de fruta o una tostada de pan o un par de galletas delgadas, tipo crackers, de esas que se usan para comerlas con queso, por ejemplo, pero sin queso en este caso.
  3. La comida puede consistir de pasta o arroz o cereales, sin añadir proteínas (carne, pescado, huevos, queso o legumbres secas) y un plato de verdura, hervida o cruda, con aceite de oliva virgen y fruta.
  4. La cena puede ser de proteínas (carne, pescado, huevos, queso o legumbres), más un plato de verdura, fruta y pan o, en su lugar, patatas o pasta. (Hay que tener en cuenta que la ingesta de proteínas se debe restringir a 0,8 gramos por kilo del peso ideal de cada persona)

 

septiembre 6, 2016