Párkinson Burgos y Diputación, unidas para mejorar la calidad de vida de los enfermos en el medio rural

La Diputación aportará un total de 20.000 euros para programas de atención a personas enfermas de párkinson en el medio rural o para aquellas empadronadas fuera de la capital que se traten en el centro burgalés

Cerca de 900 personas son atendidas en la provincia de Burgos a día de hoy por la Asociación Párkinson Burgos. Una tarea en la que la entidad presidida por Mª Jesús Delgado no está sola. La Diputación de Burgos ha renovado su compromiso un año más -el convenio de firmó por primera vez en 2018- y ambas instituciones seguirán trabajando de la mano por mejorar la calidad de vida de los enfermos de párkinson en la provincia burgalesa.

Actualmente, se desconoce el número exacto de personas que sufren párkinson en la provincia, pero lo que está claro es que cada vez hay que llegar a más rincones. Por ejemplo a las poblaciones más pequeñas. A estas también llega la asociación. Entre 2018 y 2019 han sido diez los municipios visitados de menos de 20.000 habitantes. Hasta allí se desplazan el terapeuta ocupacional y la psicóloga. Tal y como asegura Mª Jesús Delgado, se trata de una «ayuda fundamental que otorga las herramientas a enfermos y cuidadores en el medio rural para poder tener una mejor calidad de vida y promoción a la autonomía personal».

César Rico, presidente de la Diputación, ha asegurado que es una fórmula que «permite seguir trabajando con un política activa para el reto poblacional». Un hecho que se consigue gracias a la información que les llega para saber cómo desenvolverse en cada territorio y sobre todo, sin tener que desplazarse a poblaciones mayores.

La prórroga de este convenio contempla un total de 20.000 euros para este 2019. De esta cantidad, 3.880 euros se invierten en el programa de atención a personas con enfermedad de Parkinson en el medio rural, mientras que el resto -16.120 euros- se destinan al programa de atención de las personas del medio rural en el centro de la capital burgalesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *